Voltor negre Voltor negre
Aegypius monachus

Donde la vegetación permanece inalterada desde tiempos inmemorables, cosa ciertamente difícil, podemos encontrar bosques bien formados. En zonas de suelo poco profundo, muy entremezclado con los campos de cultivo, podemos encontrar el ullastrar.
  
 


Poco activo. Vuela durante muchas horas sin mover las alas, como si fuera una cometa. Consume muy poco. Actualmente esta protegido y se les da de comer. Son esquivos y solitarios. Solo quedan entre 20 y 25 ejemplares, de los cuales, solo cinco parejas están en condición de reproducirse. Pesa entre seis y doce quilos y llega a los tres metros de envergadura.

Página Generada automáticamente el Mon Sep 23 05:20:47 2019.

Volver...